16 de enero de 2009

Montando la luna

Finalmente lo hice.

Hace ya muchos años que traía ganas de hacerme un tatuaje. Sí, seguramente porque -desde mi juventud- está de moda, porque soy bien "mala" (jua jua, soy guarrior, cómo no iba a traer un tatto???) y, sí, también porque como todo el mundo sabe me gusta eso de la rebeldía y que me digan que "NO" pa' que al final yo termine haciendo lo que se me da la gana.

Sí, lo hice por todo eso. Pero NO sólo por eso.

La neta sí lo pensé mucho. No iba a hacerme cualquier pendejada, porque estaría en mi cuerpo durante tooooda MI vida y reflejaría quién soy... (jua jua, sonó a libro de superación personal).

Y sí tatuarte es un arte, tanto de quien te lo hace como tuyo. Es una forma de rendirle tributo a tu cuerpo, a tu forma de pensar, a todo lo que traes dentro. Es aceptarte. Es reafirmarte.

Tons tenía que ser algo bien chido.

Algo con lo que la gente encontrara la relación de inmediato.

Total que desde hace tiempo Anuar me había dicho que él me tatuaba y que blah... Al final me dijo que nel, que qué tal que me chingaba y que mejor me recomendaba a alguien. Pero pus como al Anuar y yo nos está pasando lo que le pasó al de "El Árbol y yo" pus terminé yendo con el muchacho que tatuó a Aldebarán... Y es que la estrella taurina no aceptó mi cobardía cuando le dije: "mejor el otro fin, manto". "NEL", me dijo, "dijiste que hoy y te lo harás hoy". Y zás que le llama a su cuate y...

Qué tal que me tatuó un luchador...

Ajaaaaá! uno de los que se agarraron a madrazos en el Zócalo y no sólo eso... uno que llegó al ring muy bien acompañado ... lo hizo nada más y nada menos que de la mano de la LUDWIKA PALETA (y zas que me acuerdo que yo fui a ese evento y que los fotografié, órale con el mundo pequeño y mis amistades famoooooousaaas!!!)

Tons yo llegué y dije "mmmh". Es que su estudio de tatuajes era también un taller de manufactura de máscaras y demás parafernalia "luchil". Me daba cosita, pero ya estaba ahí. Y además el muchacho estaba "recomendado", así que dije ok.

Sístaba un poco paniqueada pero pos a ver, quién me puede presumir que lo tatuó un luchador??? A vers, quiénsss??? Quiénsss???

Total que pa no seguir alargando el chisme, les cuento que el muchacho VENENO LETAL me agarró bien rápido la onda y zas que saca el diseño que le dije "enundosportres".

Neta sí duele. SOy cobarde. No chillé xq tenía una chela al lado y me acariciaban mi carita cada vez que mi cara se deformaba más y más por el dolor...

Neta me gusta el tatto.

Ahí les dejo el paso a paso.

Y cuando quieran les hago llegar el fon de VENENOLETAL.

Aquí cuando hizo el paso: Desodorante.

Aquí ya mestaban metiendo aguja. Putamadre, nomás pensaba: "tranqila, no se puede quedar ahí todo el día, bueno, toda la noche, ok!!!, toda la vidaaa!!!"

Por fin, había finalizado.

Aquí me veo bien perver... jua jua

Paso a paso en chiquitooooou...
Y finalmente....

PD. Sí es cierto, con los tatuajes pasa como con el sexo. El difícil es el primero. Ya me quiero hacer otro. Jua jua

2 comentarios:

María del Mar dijo...

¡Lunática! ¡Alucinante! Me gustó y sí, se nota que ahí sí duele jejejeje.

Debo decir que es un diseño completamente usted mi querida Sandrijuela.

Issie dijo...

No mancheeeeeeeeesssss!!!
ahora no te podrás asolear en Cancun!
jajaja