28 de abril de 2009

Aguas con la histeria; perdón, con la influenza

Ahora que la histeria colectiva me alcanzó, tanto que incluso comencé a usar cubreboca y a limitarme a los besos y cachondeos virtuales, tuve que mantenerme al margen y estarme encerradita en casa, porque ya ves que si tocas algo pueque te de la influenza porcina.

Me convertí en una conocedora cuasiabsoluta de la nueva gripesta y con tanto ataque gobierno-mediático no quise arriesgarme así que por un par de días me quedé quezque haciendo cuarentena. Sin embargo, me harté. Osh, sí, yo no soy niña de casa, me gusta andar en la calle, soy más bien callejera.

Me dispuse a armar un plan B y dejar de autocompadecerme por no tener trabajo y porque han llegado las plagas y los cuatro jinetes y estamos todos a punto de morir porque el 2012 ya está a la vuelta de la esquina. So, que decido salirme a la calle a documentar "el hecho". Le marqué a Aldebarán paque me acompañara en la aventurilla y pa irnos a comprar nuestras mascarillas futuristas-guerrilleras-bioterroristas, como la de Lourdes Almeida -mi amiga del Facebook-.



Al final ni fuimos a comprarlas, más bien agarramos camino pal centrito e hicimos algunas fotitos. Aquí les dejo algunas imágenes pa q vean cómo se ve la ciudad en este Ensayo sobre la paranoia en que vivimos.

Aja, una bebé con cubrebocas. WTF!!!
El poli no podía ponerse su cubreboca xq sino cómo iba él a soplarle al silbatín (sin albúr) que organizaba a los señores conductores.

Él se cuida al cuadrado.
Toda la súper familia-súper protegida.

El fin del mundo no discrimina raza, sexo, condición civil ni religiosa.

Aldebaráns lee las indicaciones precisas pa que no le dé. Y no, no usó el cubreboca. Me choca.

Hasta ahí de fotos. Mañana publicaré más. Lo único bueno de todo esto era que ya dormía la siesta. Pero no lo haré más. ¿Qué dijimos de dormirse en sus laureles?

1 comentario:

Alkahala dijo...

Psss... la chica del bebé en la segunda foto y la chica de morado en la 6ª no se ven tan mal... jajaja...

Usa el cubrebocas cuando estés en el metro, en el micro, en un pecerdo... no cuando salgas a la calle, como es lugar abierto no hay peligro (casi). Lávate las manos hasta los codos (como médico) cuando llegues de la casa, lávate la cara y la boca (si es que besas a alguien -no tienes porque dejar eso a un lado... al menos yo no-).
Consume mucha vitamina C, cítricos.
Y pues... qué decir.
¡Feliz Influenza!